FptRuedas

lunes, 16 de enero de 2012

carrerillA

parece que con los kilómetros de la semana pasada, uno tiene mas animo, y como poco a poco se va acercando las primeras pruebas de este año, uno tiene que tener mas constancia, así que como un niño pequeño que empieza con el abecedario, una vez que pasa de la D mejor no pararlo sino tendrá que empezar de nuevo, también es cierto que la semana ayudo, frío, mucho frío, pero nada de agua, así que los "días" libres me empeñe en alargar un poco las salidas semanales, el martes, con la clásica de Portomouro, en la cual me sigo sin encontrarme cómodo, pero poco a poco se van haciendo kilómetros, y el jueves,junte dos rutas, parte de la de Victos, por Bastavales con salida en Rois, y la mía con la subida a Lampai, cierto es que esta subida poco la explote en 2011 y me esta costando pillarle el punto, sobre todo a los 2 primeros kilómetros, y sin mas llego el fin de semana.
el sábado quede con Xancy y ya que había que hacer kilómetros, nos encaminamos hacia Padron, para hacer la ruta de Caldas-Portas-Villagarcia, el comienzo fue rápido, también es cierto que hasta Pontecesures es todo picando hacia abajo, sin darnos cuenta estábamos metidos en una densa niebla y el Garmin pitando los -4, una rasca de narices, lo único que iba rezando y no lo decía en alto, no fuera a ser que fuera gafe, de no pinchar, haber quien iba a ser el listo de meterle los dedos a la cámara, una vez acercandonos a Villargarcia, subió un poco los grados, pero fue un amago, ya que con GRAN suerte nos golpeo el aire de frente,a si que sensacion térmica para abajo de nuevo, por suerte nos íbamos acercando a Santiago, el cansancio en aumento pero también la temperatura, la parte buena de la ruta, que haces kilómetros a un ritmo bueno y un cansancio aceptable, pero pedazo de rasca.
el domingo, fue un día duro, primero que si iba para el sur, después que si mejor para el oeste, para terminar arrancando hacia el norte, una vez decidido arrancar hacia Carballo, el frío+agua hizo estragos primero en mi Garmin que una vez bajado a Portomouro el altímetro se fue al carajo, camino de Bembibre hizo estragos en el motor, así que allí deje recuerdos de mi tierna infancia, mi primera papilla allí quedo, tenia dos opciones o tirar para casa o seguir un poco mas, así que poco a poco seguí tirando hasta llegar al alto de los molinos, pero antes pasado por granizo y un poco de agua nieve iba a dar media vuelta pero al fondo Santa Comba parecía que estaba mas claro, me tire hacia allí, durante el camino solo pensaba en parar en la estación a tomar algo, cuando arranque camino de la Pereira otra granizada, ya se me calentó la cara, así que por 5 vez cambio de sentido, hacia Bertamirans y el miedo que tenia estos días se cumplió, pinchazo, primero a calentar las manos y después a cambiar, una vez reparado pase por Osebe y el Milladoiro para terminar la vuelta a gusto, con lo mal que había comenzado...

Paz, bien y muchas risas
f.p.
Se ha producido un error en este gadget.